Familias juntas En tiempos como los que vivimos

Presentando una serie de cinco devociones para familias

Bienvenidos a esta serie de cinco devocionales escritos específicamente para familias que están confinadas a la casa durante la pandemia de la COVID-19. Las sesiones están pensadas para personas de toda edad y son fáciles de usar – no requieren de mucha preparación de antemano ni materiales, solo tú y tu familia.

El devocional se puede usar como culto de domingo, o lo pueden ir desarrollando durante algunas noches durante la semana; elijan lo que mejor se acomoda a su propia familia. Otra opción es unirse con otros hogares mediante una plataforma en línea.

La serie está estructurada en base a las elecciones que podemos hacer durante este tiempo. Es un buen momento para conversar juntos como familia en cuanto a cómo reaccionamos ante esta crisis global.Cada devocional enfocará una de estas elecciones:

  • Ansiedad o paz: Mateo 6:28-31 – No se preocupen
  • Aburrimiento o propósito: Mateo 5 – ¿Cómo hemos de vivir?
  • Pensar primero en sí mismo o cuidar de otros: Mateo 5:13-16 – Ser sal y luz
  • Soledad o comunidad: Mateo 14 – Extender la mano a otros
  • Temor o fe: Mateo 8:22-27 – Jesús calma la tempestad

 Sugerencias prácticas para familias

  • Encuentren lo que funcione mejor para ustedes, reconociendo que cada familia es única.No establezcan expectativas demasiado elevadas en cuanto a cómo se desarrollará la sesión, sino celebren las pequeñas victorias.
  • Elijan un lugar en el que tendrán este tiempo juntos.Que sea el mismo lugar cada vez para establecer una rutina. Por ejemplo, puede ser alrededor de una mesa, o sentados juntos en el sofá.
  • Que por lo menos un adulto en la familia lea el material de antemano y esté familiarizado con lo que contiene. Esta puede ser una responsabilidad compartida:hoy le toca a papá y mañana a la abuelita.
  • Compartan las tareas. Puede ser un miembro de la familia que lea el pasaje de la Biblia, otro que haga las preguntas y otro que dirija una canción. Quizá algún miembro de la familia desee tocar algún instrumento musical como parte del momento de reacción y respuesta.
  • Puede ser difícil manejar los momentos de compartir. Para evitar que un miembro de la familia acapare la conversación, practiquen una escucha activa:cada persona se turna para compartir mientras los demás escuchan en un silencio respetuoso. Después de que todos hayan compartido, puede haber diálogo.Así se asegura que cada persona comparta sin ser interrumpido.

Cada sesión está estructurada con las siguientes etapas:

Hagamos: una actividad sencilla y divertida (que no requiere de materiales)

Conversemos: una pregunta para que arranque la conversación

Exploremos: un corto pasaje bíblico para leer y un video que pueden ver si desean

Reflexionemos: algo que motiva a meditar en familia

Reaccionemos: pueden elegir entre diversas opciones (ideas para la oración, un canto, una acción)

Oremos: terminen orando juntos una sencilla bendición

Puede descargar un PDF de todas las devociones aquí: